Las peores cosas que le puedes decir a tu hombre



En ocasiones soltamos determinadas perlitas por la boca que pueden hacer mucho daño a nuestro chico, unas veces lo hacemos conscientemente y, otras muchas, sin darnos cuenta. Es justo cuando utilizamos comentarios aparentemente inocentes pero que a él le resultan devastadores cuando podemos herir de muerte nuestra relación de pareja. Lo que hace tan crueles esos comentarios es que pretenden ser amables o incluso pasan por ser consejos. Para evitar este tipo de situaciones que pueden haceros tanto daño a largo plazo, hemos reunido seis frases que debes empezar a borrar de tu mente.

1. "Ella me hizo prometer que no diría nada pero..."

Al compartir un secreto con tu chico, le das a entender que confías en él y consolidarás vuestra intimidad. Sin embargo, este tipo de secretos suenan más bien a cotilleo y con él das la señal de que no te importa traicionar a una amiga. Y si le estás haciendo eso a una amiga, ¿cómo puede estar seguro de que no se lo harás a él? La consecuencia puede ser que en el futuro él sea mucho menos abierto contigo.

Solución: Hay algunos secretos que, evidentemente, necesitas compartir con otra persona. En ese tipo de situaciones, hazle antes un halago como: "sólo comparto esto contigo porque sé que se puede confiar en ti". Le demostrará que te importa respetar los deseos de tu amiga y que sientes que él es parte del secreto, y no un desahogo.

2. "Eres mucho mejor que todos los otros mamones con los que he salido"

En principio, esta frase parece un halago hacia tu chico. Sin embargo, cuando un hombre escucha esto, las señales de alarma comienzan a sonar en su cabeza por dos motivos principales:

1. Si todos los demás te parecen unos "mamones", quiere decir que no has tenido mucha suerte en el amor y sacará la conclusión lógica de que la única constante en esas relaciones sentimentales tan terrible eres tú, por lo que tú eres el principal problema.

2. Dará por sentado que si piensas que todos los chicos con los que has estado son unos "momones", terminarás pensando que él también lo es, lo que no le motivará para crear un lazo emocional contigo.

Solución: No hables de tus ex y céntrate en tu relación de pareja actual, dejando aspectos agradables de la misma.

3. "Es un tío genial. Deberíais ser amigos"

Puede que tus intenciones sean completamente inocentes: has conocido a un tío que mola y tú novio también mola, así que deberían molarse y tomarse unas cañas juntos. ¡Cuidado! Que intentes controlar su vida social no sólo le hará plantearse si serás tan controladora en todo lo demás sino que, además, se sentirá celoso del otro tío.

Solución: Si de verdad piensas que hay potencial para una gran amistad entre los dos, organiza una salida en grupo y deja que las cosas se desarrollen con naturalidad.

4. "¿De verdad te puedes permitir eso?"

Si se está puliendo dinero que no tiene en cosas como aparatos electrónicos, un coche de lujo o regalos carísimos para ti (bueno, eso tampoco está tan mal) es normal que quieras decirle que no debería hacerlo. No obstante, sé consciente de que los hombres depositan gran parte de su autoestima en su poder económico, por lo que criticar sus habilidades financieras es casi como llamarle perdedor. Y lo que es peor, el comentario hará que te asocie con la mujer menos sexy y deseable de su vida: mamá. Si repites la actuación de "Yo sé lo que es mejor para ti" durante mucho tiempo, acabará tratándote como a su madre y podría terminar convirtiéndose en el típico niño-hombre travieso, entrando en un círculo vicioso en el que él te provoca y tú le regañas... ¡y así eternamente!

Solución: Si estáis casados o vivís juntos, elige un momento neutral para discutir el tema del dinero. Sentaros tranquilamente y elaborad un presupuesto detallado. Si sólo salís juntos, sus temas de pelas no son asunto tuyo. A menos, claro está, que empiece a gorronearte.

5. "No seas tonto. Hace años que no hago eso"

Comprendemos perfectamente que, cuando estás en una relación seria, quieras domar tu parte más salvaje. Pero decirle a tu chico que algo propio de tu forma de ser, se ha quedado en el pasado, es como decirle "solía ser muy divertida, pero ya no lo soy". El pobre imaginará un futuro lleno de comidas bajas en sal, sexo escaso en la postura kamasutra del misionero e interminables noches en casa.

Muchas personas piensan que tienen que comportarse de determinada manera según la fase de la vida en la que se encuentran y, por tanto, cuando tienen una relación estable hay ciertas actitudes atrevidas que están fuera de lugar. Ese tipo de pensamiento es el principio de una relación rutinaria y aburrida.

Solución: Aunque decidáis quedaros en casa los viernes por la noche, a los tíos les gusta pensar que eres una chica divertida y lanzada que simplemente ha decidido tomárselo con calma. En el caso de que sientas el impulso de hablar de que quieres "madurar", lo mejor es hacerlo comentando lo que te ocurre en el presente, sin mencionar el pasado. Habla con ilusión de una cena que quieres hacer o de una exposición que quieres ver. Pero nunca te olvides de lo divertido que es desparramar de vez en cuando.
----
Como recuperar a tu hombre en siete dias...En este libro vas a aprender cómo recuperarlo definitivamente GARANTIZADO...Una rara visión interna dentro de la mente masculina. Debes entender lo que sucede en su mente para recuperarlos... y este libro lo hará por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario