Disfruta el sexo anal con tu hombre, novio o esposo

La practica del sexo anal, si se lleva a cabo con sus debidas precauciones no tiene por que ser una experiencia traumática ni dolorosa, sino que puede transformarse en una experiencia placentera.
El ano puede ser una zona extremadamente erógena, pues dentro de éste se encuentran mucho más terminales nerviosas que en otras partes del cuerpo, excepto el clítoris.

Para poder disfrutar esta variedad del sexo es necesario olvidarse de prejuicios y temores al respecto.Este no es una práctica exclusiva de lo homosexuales, es otra forma de sexo también elegida por los heterosexuales.

Para practicar el sexo anal es conveniente una ducha a conciencia para garantizar la higiene.Si no conoces bien a tu pareja, entonces deberán usar condón, los amantes inteligentes lo usan, no importa con quien lo vayan a hacer.

Recuerda también tener a la mano un buen gel soluble al agua, una crema o un lubricante para facilitar la penetración.

Si deseas usar un lubricante, mantente alejado de la vaselina u otros lubricantes a base de petróleo. Mientras más lubricante uses, más fácil, limpia, cómoda y placentera será la sesión que tengas.

Una breve advertencia: No cambies de la penetración anal a la vaginal, no es buena idea usar el mismo instrumento, ya sea consolador, pene o vibrador, en su vagina inmediatamente después de haberlo usado en el ano. Es menos riesgoso ir de la vagina al ano que al revés.

Es mormal que al principio se experimente un poco de dolor.Puede suceder también que se desee ir con urgencia al baño, esto de debe a sus reflejos normales.
Después que la hayas penetrado profundo, dale tiempo para acostumbrarse a la sensación; que intente masturbarse ,esto incrementará la intensidad sexual y el deseo.

Trata de que Intente mover su trasero en movimientos circulares, mientras se entra y sale lentamente. Que comprima su ano, tensa y afloja para acariciar el pene. Sabrás si te estás moviendo en la mejor manera porque sentirás un flujo rítmico y apasionado. Olvidarás dónde estás mientras los movimientos los hacen fundirse en uno solo.

Debes bordear el ano de tu pareja con la lengua, es extremadamente excitante porque la abertura del ano es deliciosamente sensitiva .Es tan fácil como lamer la vagina y las mismas acciones crean reacciones placenteras.

Besa con tu lengua, alrededor de la abertura arriba y abajo, puedes mover rápido la punta de la lengua o introducirla hasta donde ésta pueda llegar; puede restregar gentilmente sus labios sobre el agujero o succionar en la abertura, como si quisieras voltear su piel hacia fuera.
Continúa en Disfruta el sexo anal con tu hombre, novio o esposo Parte II.
---
Descarga Como Recuperar a tu Hombre en Siete Dias y descubre Las 7 sencillas palabras que, dichas en el momento justo, hacen que sea casi demasiado fácil volver a atraerlo a una relación comprometida. (Página 94)

No hay comentarios:

Publicar un comentario